Descubre, compara y reserva tu

Surf camp en Chile

El surf en Chile

Con una inmensa superficie de tierra de 756 950 km2, Chile bordea el Océano Pacífico de norte a sur en 4300 km. Está bordeado al norte por Bolivia y Perú y al este a 5150 km por Argentina a lo largo de la cordillera de los Andes.

Al contrario que sus vecinos peruanos y brasileños, Chile ha tardado tiempo en darse cuenta del potencial de sus olas. El surf es un deporte relativamente nuevo, por lo que existen aún pocas infraestructuras dedicadas al aprendizaje de la disciplina. ¡Ir de surf trip a Chile está más bien reservado a los niveles intermedios y experimentados!

Esto quiere decir que la superficie del país deja una gran elección de spots y las olas funcionan durante todo el año. Cada uno elige su ambiente: el clima desértico del norte, el mediterráneo del centro o el polar oceánico del sur. ¡Sin hablar de las montañas situadas al sur de Santiago, la capital, que hacen de Chile una destinación de elección para los amantes del desliz!

Surf camps en Chile

Hay muchos surfcamps en Chile. ¡Hemos seleccionado para ti lo mejor de ellos para que vivas una experiencia inolvidable durante tus próximas vacaciones en Chile !

Descubre surf camps en Chile

Por qué venir a surfear a Chile

De norte a sur una gran elección de spots

En chile, los spot de surf son muy diversos, dando a los cazadores de olas una gran elección. Podríamos clasificarlos en tres grupos según la región a la que pertenecen.

Al norte, los fondos son rocosos y las olas potentes. Encontramos, especialmente, el spot de El Gringo, muy reputado desde su revelación al gran público por el Río Curl Search en 2007. Descendiendo un poco, las izquierdas de Puertecillo, así como los spots del desierto de Atacama, alegrarán igualmente a los riders experimentados. El centro propone los spots más accesibles del país, ya que están situados cerca de la capital, Santiago de Chile. Aquí la costa ofrece principalmente point breaks en izquierdas que funcionan prácticamente durante todo el año. El spot más famoso es La Serena, una pequeña estación balnearia dónde vienen a escaparse los habitantes de la capital. Las condiciones son favorables para los debutantes y niveles intermedios y podemos alquilar tablas y dar clases en la playa. De otra manera, el spot más célebre de la región es Totoralillo.

Para los surfistas más experimentados, ponemos rumbo hacia el sur del país para acceder a los spots de la Puntilla y Pinta Lobos en Pichilemu. Es el lugar donde se encuentran las mejores condiciones de surf del país y a menudo olas de gran tamaño. Para demostrarlo, RedBull incita a menudo a los grandes surfistas a afrontarlo. El agua es mucho más fría y los locales menos acogedores: hace falta un cierto nivel de surf y una gran motivación para aventurarse aquí.

Un país barato y bien comunicado

En Chile, los precios son, en promedio, un 40% menos caros que en Francia, respecto a transporte, alojamiento y comida. Por lo que el coste principal del viaje será el billete de avión. Encontramos numerosos hostales y guestshouses a precios asequibles y los transportes públicos, están extremadamente bien organizados y son seguros y fiables. La Panamericana sigue la costa y permite a los viajeros de navegar de un spot de surf o de una región de surf a otra en pocas horas. Los horarios de partida y de llegada están claramente indicados y son respetados. Para más libertad, es posible alquilar un coche. Las carreteras son muy entretenidas, pero atención con las distancias: ¡Los trayectos son a veces muy largos! En cuanto a la comida, los restaurantes populares proponen muy buenos platos de carne o de pescado. No se pierda la Cazuela, un plato de carne de res o de pollo acompañado de calabaza, maíz y patatas servido en caldo caliente.

Un país con mil riquezas

Con su desierto al norte, sus playas de arena blanca bordeando el Pacífico, sus regiones vinícolas, sus volcanes, sus relieves en la Cordillera de los Andes, sus fiordos y glaciares, Chile es un magnífico país que deja ver caras extremadamente diferentes de norte a sur. Al norte, explore las dunas del desierto de Atacama, camine por las rocas del valle de la luna, observé las estrellas en el corazón del pueblo de San Pedro, vaya a admirar los géiseres al amanecer y al rencuentro de llamas y alpacas en las llanuras desérticas. En el centro, disfrute de la vida balnearia, visite la ciudad portuaria tan rica de cultura de Valparaíso, explore los valles vinícolas y deguste el pisco local. Al sur, divise el volcán Villarrica en Pucón, descienda rápidamente las pendientes de la Cordillera de los Andes en snowboard o ski, encuentre las llanuras heladas y los lagos azul turquesa del Parque Nacional Torres del Paine o coja un avión para ir a la Isla de Pascua. Y después, ponga rumbo hacia la Patagonia y vaya a Punta Arenas para descubrir el lugar de Magallan, sus navíos, sus cargueros y sus pingüinos.