Descubre, compara y reserva tu

Surf camp en Uruguay

El surf en Uruguay

Uruguay es un pequeño país de América Latina situado al sur de Argentina y de Brasil, cuya frontera está materializada por el río Uruguay, el cual le dió su nombre. Aunque es de pequeña superficie y está poco poblado, Uruguay no posee menos riquezas, como sus magníficas playas, su capital Montevideo con aires europeos y sus magníficas "estancias" agrícolas en la tierra.

Poco frecuentado por los turistas, Uruguay es lógicamente poco conocido como destinación de surf. Sin embargo, el país ofrece 200 km de costa a lo largo del Océano Atlántico, más de 80 spots de surf con olas muy variadas: izquierdas, derechas, point breaks, beach breaks, reef... ¡No es por nada que los brasileños y los locales surfean aquí desde finales de los años 1950! ¿La ventaja? Line-ups poco frecuentes en comparación con su vecino brasileño.

Situado al sur de América Latina, Uruguay está marcado por un clima templado. Los inviernos se extienden de junio a septiembre con temperaturas entre los 10 y los 16 grados, y los veranos, de diciembre a marzo con temperaturas entre los 21 y 28 grados. ¡El verano es el mejor período para venir si quiere evitar un agua demasiado fría y surfear buenas olas!

Surf camps en Uruguay

Hay muchos surfcamps en Uruguay. ¡Hemos seleccionado para ti lo mejor de ellos para que vivas una experiencia inolvidable durante tus próximas vacaciones en Uruguay !

Descubre surf camps en Uruguay

Por qué venir a surfear a Uruguay

Un país poco onoroso

Hace falta alrededor de 20 horas para ir de París a Montevideo, a menudo con una o dos escalas. Podrá encontrar billetes a muy buenos precios, alrededor de 600 € los más baratos. La estancia no necesita visa si esta no supera los 90 días, así no hay gastos para entrar al territorio. En cuanto al transporte, la red de carreteras está en buen estado y los buses son frecuentes y poco caros. Así, podrá circular de un spot a otro por solamente algunos pesos. También es posible alquilar un coche. Finalmente, en cuanto al alojamiento y las comidas, los precios son igualmente correctos. Para una persona, cuente con alrededor de 20 € la noche y 13 € la comida por día.

Una gran elección de spots

A la derecha de Montevideo, yendo dirección Brasil, varias estaciones balnearias acogen a los viajeros en busca de olas: Cabo Polonio, Chuy, La Paloma, Piriápolis, Punta del Diablo o Punta del Este. Esta última es la más conocida. Estación balnearia asegurada y muy frecuentada, que ofrece varios spots donde los surfistas eligirán en función de su nivel. Encontramos olas protegidas del viento que convienen más a los debutantes y otras más expuestas y potentes. Más lejos hacia el este, encontramos La Paloma, con largas playas de arena blanca y olas accesibles a los debutantes. Numerosos surf schools dan clases durante el verano. ¡Atención, cuando el swell se levanta, las olas llegan a ser tubulares y reservadas a los pros! Un poco más lejos hacia Brasil, se encuentra Punta del Diablo, una pequeña ciudad donde pescadores y surfistas viven en armonía con la naturaleza. Aquí las olas son más potentes y tubulares. Según los spots, el fondo es arenoso o rocoso. Podrá elegir entre derechas e izquierdas que van desde medio metro a 2 metros de altura. Navege a lo largo de la Costa durante su estancia para variar los placeres, cambiar de paisajes, pero también de ambiente!

Dulzura de vivir y amabilidad de los locales

Al margen del surf, ¡Uruguay le contentará con su ritmo tranquilo! Vaya por tierra a explorar las llanuras, las "estancias" o los parques naturales de dunas de arena y de lagunas. No se pierda tampoco la capital Montevideo y su herencia colonial europea. Pasee alrededor de la Plaza Independencia, en la Ciudad Vieja, entre los edificios artísticamente decorados, las casas coloniales y el Mercado del Puerto (antiguo mercado portuario).

Entre cada sesión de surf, disfrute igualmente de las actividades que ofrece la riviera uruguaiana: el ocio en la playa, casinos, restaurantes y terrenos de golf. Y si no es fan del ambiente jet-set, coja su longboard o skate bajo el brazo y vaya a las carreteras uruguianas, ya que están muy poco frecuentadas, son de buena calidad y relativamente empinadas. Si es fan de la fauna, no se pierda tampoco la Isla de Lobos, una pequeña isla situada a algunos kilómetros de Punta del este, que alberga una colonia de focas para hacer abrigos de piel y leones marinos.

Al margen de la riqueza natural del país, vaya a conocer a los habitantes, ya que son muy acogedores y amables. Estarán encantados de compartir con usted su cultura y su cocina generosa. Para los amantes de la carne de res, cocinan la carne con todas las salsas posibles y a todas horas del día. No olvide probar la buseca, una sopa muy condimentada y realizada a base de carne de res, guisantes y habichuelas. ¡Podrá igualmente degustar las barbacoas en todos lados, participar en las fiestas populares y bailar el tango